domingo, 24 de octubre de 2010

Piedras

 
Hay un lugar en Menorca, dónde cada piedra amontonada, es un deseo lanzado al viento.
La puesta de sol fue preciosa, mis deseos tan sólo fueron dos.


5 comentarios:

Lía. dijo...

Linda expresión combinada en imágenes y palabras... que tus deseos se cumplan antes de la próxima nueva puesta de sol.-
Gracias por tu visita...
Besos!!!

DANI dijo...

Maravillosos perfiles, me has dejado de piedra :)



Besos soleados

Jasonia dijo...

Espero que se cumplan...

Beso.

Grisselle dijo...

Muy buen sitio, Menorca. Tengo intención de volver lo antes posible :)

Espérame en Siberia dijo...

No voy a pedir que nos cuentes los deseos porque si no no se cumplen, guapa :D

Muchos besos. Un honor visitarte por acá también.