miércoles, 23 de febrero de 2011

Vela


La noche fría,
sin ti,
sin mi.
tirita.
La noche oscura.
Apagó nuestra luz,
como vela consumida,
derretida.
Con sus costados goteados,
lagrimales disecados.
La incandescencia se enfrió.
dejaste que eso ocurriera,
mientras que yo,
yo…
acepté que soplaras la mecha.
Ya no hay fuego que encienda de nuevo,
lo que el mismo fuego ya quemó hace tiempo.

4 comentarios:

DANI dijo...

Es lo que tiene el fuego, que no requema lo quemado ;)

Besos enormes guapa

candela dijo...

Quizá mejor que no se pueda volver a encender. Las etapas se queman.

Besos!

Saquito sin fondo dijo...

Las velas siempre alumbran el mejor camino.

Saludos

efa dijo...

habrá que reavivar los rescoldos...
Muy bueno,
Salud